caban.es

Vivir juntos, morir juntos. Pero no perdidos

Posted in Ficción, Internet, Series, VidaReal™ by Andrés on 26/05/2010

Todavía estoy conmocionado con el final de Lost. Bueno, ahora mismo más que con el final, con todo lo que ha supuesto la serie. Sobre todo ante las reacciones negativas de un público que, parece, no ha entendido nunca qué es lo que estaba viendo. Y ahora una pequeña pausa, porque a partir de este momento voy a empezar a hablar libremente y, con toda seguridad, voy a hacer una cantidad infinita de espoilers. Así que si no has visto la serie y tienes algún interés en disfrutar de ella, abandona este blog. Si eres de los que te ha decepcionado el final o, por el contrario, te ha encantado, te invito a seguir leyendo para que podamos discutir al respecto.

Lost es una serie nacida de J.J. Abrams y criada por Carlton Cuse y Demon Lindelof. Pero no ha sido sólo una serie de televisión. Casi desde el principio se ha tratado de un proyecto transmedia. De ahí la importancia de la Lost Experience, que entre otras cosas explicaba todo lo necesiario sobre la Iniciativa Dharma y los números misteriosos. Vale, tampoco lo explica todo. Pero explica lo suficiente. De todas formas, he ido demasiado adelante. Hagamos un flashback. Antes de saber de la iniciativa Dharma, antes de saber por primera vez algo de esos números misteriosos. Antes, incluso, de que Jack, el protagonista de la serie, abriera su ojo y empezar esta locura que ha durado seis años. Me refiero a su denostada cabecera:

¿No está claro? Vemos el título entero borroso, desenfocado, y sólo en un pequeño momento en el que éste se acerca dando vueltas, podemos ver claramente, enfocado, parte del mismo. ¿Todavía no está claro? Esa cabecera es toda una declaración de intenciones desde el primer segundo de la serie: nos advierte que nunca veremos el conjunto nítidamente, que sólo seremos capaces de enfocar una pequeña parte. Eso es lo que siempre fue Lost.

Una vez terminada la serie, nos damos cuenta de que sólo sabemos y entendemos una parte de ese universo que es Perdidos. Nos han contado una historia concreta, pero no sabemos el por qué de todo. Pero, ¿acaso no es así La guerra de las galaxias? ¿Acaso no es así El Señor de los Anillos? Son historias parciales dentro de un gran contexto que no conocemos ni conoceremos (aunque si es por George Lucas, y como sigamos así, acabaremos conociendo absolutamente todo). Es verdad que, gracias al Silmarilion conocemos los orígenes de la saga de Tolkien. Y es verdad que la nueva trilogía de Lucas aclara algo del origen de la trilogía original, pero no termina de explicarlo todo. Y nadie se quejó de eso. ¿Qué es lo que pasa entonces con Lost?

Perdidos es una serie que se ha basado desde el principio en la expectativa, que ha sido siempre el motor de la historia. Es la que nos hizo, durante seis años, leer mucha literatura, investigar sobre infinidad de teorías científicas, revisar la historia del Antiguo Egipto o la Biblia. Es la que nos llevó a bucear en foros de internet para intenter encontrar respuestas. Iba a poner como ejemplo un clásico corto de Nacho Vigalondo, llamado Una lección de cine, pero él mismo se ha encargado de recordarlo en su blog. Eso es lo que siempre fue Lost.

En resumen, y para no extenderme más, termino. Me ha gustado mucho cómo ha acabado. Quizá no era la mejor forma, pero con ella han cuadrado el círculo. Me quedo con las palabras de Christian Shepard, padre de nuestro protagonista, explicándole a él (en realidad a nosotros) qué es lo que estaba pasando (cito de memoria):

– No existe aquí ni ahora. Has pasado una parte muy importante de tu vida con toda esta gente, por eso estáis todos aquí. Nadie lo hace sólo. Tú los necesitabas a ellos y ellos te necesitaban a tí.

– ¿Para qué?

– Para recordar. Y para dejarlo ir.

Pues eso. Recordemos. Y dejémoslo ir.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Lucia said, on 26/05/2010 at 20:31

    Genial primo!!! muy sabias palabras, inteligente reflexión, lo que más me conmociona del final de lost es la reacción de algunos de sus seguidores; no entiendo en que momento se perdieron en lo que era esta serie.

  2. Guille said, on 26/05/2010 at 20:50

    Sí señor. Además yo tengo una teoría acerca de los que les ha “decepcionado” el final. En un 99% son los mismos que al final de la mayoría de episodios comentaban “buff, vaya mierda”, o “se huele el truño”, o “esto ya no tiene ningún sentido” o mil improperios más contra los valientes, supercreativos, e hipercapacitados para crear EMOCIÓN y geniales PERSONAJES como el inconmensurable John Locke, guionistas y creadores de la serie.

    Este es un gráfico de decepción:
    :)->:)->:)->:(
    Este es un gráfico de algo que se ve venir: :/->:/->:(->:(

    ¿Por qué esperar algo de una serie que NO TE GUSTA?
    ¿Por qué SI TE GUSTA, tienes tanto miedo de que no te guste el final?¿No será más lógico que el final vaya a ir en la línea de ciento y pico episodios anteriores y te deje feliz, emocionado, pero… PERDIDO?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: