caban.es

De cajones y libretas

Posted in VidaReal™ by Andrés on 12/10/2010

Hoy he ido a comer a casa de mis padres. Además de cariño y buena comida, como es habitual, me he encontrado con una sorpresa: tres o cuatro cajas y cajones con restos de lo que fue mi estancia en su casa, entonces, la mía. En concreto me he encontrado con una cantidad ingente de recuerdos de mi último año en ella y de los pocos meses que estuve refugiado temporalmente allí por culpa de unas humedades. Llamalo melancolía, llámalo nostalgia, o llámalo equis, pero mientras revisaba aquellos cachivaches no he podido parar de sonreir.

De entre todos los papeles y objetos inclasificables que he encontrado, me ha llamado la atención encontrarme con mi pasaporte caducado (hace dos años ya) junto a los billetes de avión y demás gastos de mi viaje a Perú con la delegación de la Comunidad de Madrid. Es curioso que si no vas a viajar, nunca piensas en el pasaporte. Ni sabía dónde estaba ni se me había ocurrido que podría estar caducado.

Pero lo que más me ha “conmocionado” (bueno, en realidad no ha sido para tanto), ha sido encontrarme una mezcla imposible de cuadernos y notas en los que se mezclaba mi vida del último año de Comunicación Audiovisual. He encontrado un cuaderno que empieza con algunas de las entrevistas que hice para AltaFidelidad.org, algunas que se vieron publicadas (como al grupo sevillano Bombones) y otras que no (a Pablo Carrero y Santi Campos, en aquel momento los dos impulsores del sello RockIndiana, que cumplía 10 años), continúa por varios minutados de alguno de los actos  que entonces cubría como periodista en EFE TV y termina con anotaciones sobre mi proyecto de investigación de fin de carrera sobre David Fincher.

Eso me ha recordado como aquel último año de carrera no paré. Entraba a clase a las ocho de la mañana y salía a las dos. Recuerdo que solía comer algo rápido en la cafetería de la facultad y solía echar una cabezadita en la biblioteca antes de entrar a las tres en la Agencia EFE. Allí estaba toda la tarde hasta las nueve de la noche. Al menos dos o tres veces por semana, iba a cubrir algún concierto para AltaFidelidad.org, donde también escribía alguna noticia y, sobre todo, críticas de discos y entrevistas. Además, a ratos libres (no se muy bien de dónde los sacaba), preparaba toda la documentación para el trabajo sobre David Fincher (cuya entrega, al ritmo que llevaba, tuve que retrasar hastas  la convocatoria de septiembre).

“¿Y a mí qué?”, te estarás preguntando. A mi me da igual. En realidad, sólo quería dejar constancia al respecto.

P.D. Lo se, no hay ningún link en esta entrada.

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Nahúm said, on 12/10/2010 at 19:40

    Qué casualidad, a mí también me tenían mis padres este fin de semana varias cajas. Las mías con contenido más viejo, del instituto. La verdad es que no echo nada de menos esos días.
    Pero oye, me sorprende el paralelismo.

  2. Mada said, on 12/10/2010 at 22:27

    Pero si no hace tanto tiempo de eso, no? Es tremendo lo de las libretas, yo soy incapaz de tirarlas…

  3. Silvia said, on 12/10/2010 at 23:04

    Ya que estamos de cajas, cuando quieras me preparas una con apuntes y trabajos de la carrera, pelis y libros 🙂

  4. Andrés said, on 17/10/2010 at 04:31

    Curioso, no? Por cierto Mada, que han pasado ya casi cinco años… y parece que fue ayer! Yo tampoco me atrevo a tirar las libretas!! Y Silvia, sabes que todo lo que pidas, te lo paso, pero por tu bien es mejor que selecciones antes 😀


Responder a Nahúm Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: